Personajes,

Una canción para sentirse orgulloso

una-cancion-para-sentirse-orgullosos

Por Andrea Rendón

Mateo Jiménez, el trovador  “Dinamita” y David Gómez, el vocalista de la agrupación Zafarrancho, fueron los encargados de componer la letra.

Esta no es una canción nueva, también fue la que se eligió el año pasado para la feria virtual. Habla sobre el amor por Medellín, sus calles, su tradición y su gente.

Aunque su composición fue rápida, los procesos de producción y grabación tardaron un poco más y cuando estuvo lista para ser lanzada, la pandemia impidió la realización de la feria y permaneció guardada hasta noviembre. Mateo Jiménez, uno de los compositores, cuenta como surgió Volveremos a florecer.

¿Hace cuánto empezó  con la creación de esta canción?

M. J.: La canción de la Feria de las Flores surgió en ese marco de la pandemia, de la mediana reactivación que se venía dando el año pasado, queríamos llevarle a la ciudad un poco de diversión y entretenimiento, pero sobre todo, no dejar que la tradición de la feria y nuestro patrimonio silletero pasaran de largo.

La canción también quiso llevar un mensaje de esperanza a la gente, no enmarcada solamente en la pandemia, sino en general, es por eso que hoy la letra tiene vigencia, aunque las condiciones son diferentes.

Hablemos un poco más sobre ese mensaje, especialmente en momentos de pandemia

M. J.: La vida hay que celebrarla siempre, por lo que fue, lo que pasó, yo creo que cada una de las pérdidas que hemos tenido por la pandemia nos tienen que llevar a darle una nueva interpretación de la existencia y no queda otro camino que celebrar la vida, estamos aquí por algo y hay que honrar la vida con el trabajo, por nuestros hijos y nuestra ciudad.

La letra de la canción, si bien no enmarca la celebración de la vida, lo que hace es impulsarlo, dar un mensaje de unión, de esperanza, de valores y situaciones que nos representan. Es una invitación a levantarnos y seguir adelante.

Vemos que  tiene muchas fusiones de género, Háblenos un poco de esto

M. J.: Tenemos además una fusión tropical-urbana, que involucra diferentes artistas de la ciudad representativos, como Arelys Henao con la música popular, Fernando González con la música tropical, Sebastián Mejía de Tres de Corazón, diferentes artistas de la ciudad del género urbano, música alternativa con Mabiland, el pop urbano con Pasabordo, una cantidad de artistas que son representativos. 

Eso es Medellín, un barrio que tiene artistas que improvisan, otros que cantan en buses, unos que salen de giras internacionales, Medellín es un epicentro musical, no solo de Latinoamérica, sino del mundo entero.

Esta es una ciudad creativa, innovadora, que tiene muchísimo talento, sus barrios tienen muchos artistas, entonces la canción tenía que ser una representación de lo que somos nosotros, diversidad y  alegría.

¿Cuál es esa frase de la canción que más le gusta y por qué?

M. J.: Me gusta la que dice: “silletero, un sombrero, una trova que sale del alma, como quiero a mi Medellín”, me parece que habla de elementos específicos. Para mí la poesía ya está dada, entonces creo que mencionar una palabra que evoca recuerdos, es más efectivo.

También hay otra que dice: “Medellín es arte, Medellín es pujante, Medellín futuro”, siento que eso es lo que nosotros tenemos que entender, que a partir del arte podemos impactar positivamente a la ciudad y que por medio del trabajo lo lograremos, la construcción de un futuro y pues, en este ámbito cultural no es solo el artista que está en un escenario cantando frente a miles de personas o el malabarista que está en los semáforos, sino que tenemos que ver la cultura como algo transversal que está en todas las actividades humanas”.

Compartir
shares