Cultura,

Triunfos florecieron en el desfile

triunfos-florecieron-en-el-desfile

Por Valeria Murcia Valdés

Cuidadosamente, desde hace algunos días atrás, Juan Ernesto Ortiz fue ensamblando su silleta monumental con cientos de ramilletes de flores. Cree que entre ellas hay aproximadamente 130 especies distintas. Gladiolos rojos, begonias, rosas, agapantos, azucenas, gerberas, hortensias y girasoles. 

“Desde que estaba elaborando la silleta tenía un presentimiento en el corazón”, contó emocionado cuando le anunciaron que él era el ganador absoluto del Desfile de Silleteros este año, además de haber ganado en la categoría Monumental. 

Sonriente, le agradeció a su familia, “se lo dedico a todos mis hijos y a mis hermanos, no me lo creo”. Agradeció especialmente a su hermana Nubia “a quien le robé muchas flores”, contó mientras reía, contento por el resultado. 

Lo acompañaban sobre el escenario los demás galardonados: Alirio de Jesús Zapata (Emblemática), Hernán de Jesús Atehortúa (Artística) y Jhon Jairo Grajales, ganador absoluto de 2017, (Tradicional). 

En la categoría Junior, la vencedora fue María Isabel Hincapié Blandón de 13 años, quien este año hizo su segundo recorrido cargando una silleta. En la infantil, el premio se lo llevó Simón Zapata, quien se estrenó este año como silletero. Entre las propuestas comerciales, el que se llevó la mención fue Carlos José Atehortúa, de la vereda La Palma. 

Con un desfile encabezado por don Juan Ernesto y su monumental homenaje cultural, la jornada transcurrió en medio de aplausos y admiración por esta tradición que se va heredando de generación en generación.

Hernán Atehortúa Soto, ganador categoría Artística

Esta categoría, que permite incluir creaciones florales en tercera dimensión, fue un homenaje al ciclista colombiano Egan Bernal, quien ganó el Tour de Francia hace un par de semanas. “Esto fue más contrarreloj que las que hizo Egan en París”, dijo a manera de chiste el silletero de 40 años, pues el tiempo de planeación fue poco. La silleta se ensambló en ocho días e incluyó tantos tipos de flores que ya no puede enumerarlas. “Egan se merece que le hagamos un reconocimiento porque ha sacado la cara por este país y ha hecho lucir su camiseta amarilla. Hoy lo vemos en esta silleta también en el primer podio”. 

Alirio de Jesús Zapata, ganador categoría Emblemática

“Una flor puede sanar un mundo”, decía la silleta de Alirio de Jesús Zapata, quien este año ganó el primer puesto en la categoría de Silleta Emblemática. Creó con diversas clases de flores un corazón gigante, pero roto. Lo que lo unía era un acto de bondad en el que un silletero le entregaba flores a una niña. “El mensaje es la acogida hacia las personas que ahora pasan dificultades y que muestran un corazón que es frágil”, contó en la ceremonia de premiación. “Nosotros queremos tratar que con el amor, acogida y con una bienvenida poder sanar ese corazón, todos vivamos mucho mejor”, declaró emocionado.   

Jhon Jairo Grajales, ganador categoría tradicional

Grajales ha sido ganador del desfile en varias ocasiones. De hecho, en 2017, su silleta no solo fue la ganadora entre las tradicionales, sino que le mereció el título de ganador absoluto del desfile. El año pasado ganó también el primer puesto en esta categoría. Lleva 28 de sus 55 años desfilando con sus flores al hombro, que esta vez sumaron 80 variedades. Entre ellas incluyó chispas, margaritas, claveles rojos, pensamientos, agapantos, gladiolos, vira viras y orquídeas. Se siente orgulloso de crear una silleta tradicional, como sus antepasados: “fue la que dio origen a la cultura silletera, así se transportaban las flores”, dijo tras su victoria. 

Compartir
shares