En Los Barrios,

Santa Elena, donde florece la tradición antioqueña

santa-elena-donde-florece-la-tradicion-antioquena
CIP de El Colombiano
@elcolombiano_

El 2 de julio de 1987 la Alcaldía de Medellín creó el corregimiento de Santa Elena, por medio del acuerdo 54 de ese año. Desde hace 62 este lugar es reconocido por ser la casa de los silleteros, que cada año desfilan por las calles de la ciudad con miles de flores a sus espaldas, una tradición que desde 2015 es Patrimonio Inmaterial de la Nación.

En este reportaje gráfico le contamos algunos datos sobre ese territorio de Medellín. 

Parque central de Santa Elena hace 29 años

Conocido en el mundo como el lugar donde viven los silleteros, su clima, la naturaleza y tranquilidad lo han convertido en un atractivo sitio turístico. Foto 1990.

Tiempos aquellos - Santa Elena

Desde antes de ser elevado a la categoría de corregimiento su población aumentaba rápidamente, por esta razón se construyeron nuevas vías de acceso. Foto 1979.

Así era la Casa de Gobierno de Santa Elena

Esta edificación, de las más antiguas del corregimiento, data de la década del 50. Fue construida para funcionar como hotel y establecimiento de diversiones con el nombre de El Campín, luego pasó a ser la clínica de neuropsiquiatría Santa Elena, después un centro cultural, hoy funciona la Casa de Gobierno. Foto 1955.

Los campesinos de Santa Elena, quienes cultivaban flores y cada día salían a venderlas a Medellín, fueron invitados en 1957 por don Arturo Uribe Arango, director de ese entonces de la oficina de Turismo y Fomento de Medellín, para hacer un pequeño recorrido para mostrar la belleza de las naturaleza. Este evento dio inicio al mundialmente conocido Desfile de Silleteros, que este año llega a su edición número 62. Foto: 1957

Tiempos aquellos Santa Elena, tradición{on silletera

Los campesinos cultivadores de flores del corregimiento de Santa Elena empezaron con un desfile que hasta el día de hoy perdura. Foto: 1974

Primeros silleteros en ir al desfile

Por sesenta años los campesinos han llevado silletas con flores para honrar sus raíces. Foto: 1957.

Compartir
shares