Cultura,

Para conocer el silencioso idioma de las orquídeas

para-conocer-el-silencioso-idioma-de-las-orquideas

Por Ronal Castañeda

Lleva 25 años caminando el país observando aves y en uno de esos su alma se la llevó una flor.Pajareaba a la mitad del día, cuando los pájaros reposan “porque tiene sangre caliente” y  se quedaba desocupado en el bosque. Para entretenerse empezó a ver unas plantas preciosas en el reino de las orquídeas. 

Fruto de esa pasión nació el libro-arte Entre Flores, Orquídeas, de Daniel Piedrahíta Thiriez, lanzado el martes pasado en Eafit. 

La publicación incluye orquídeas dibujadas con información como el género al que pertenecen, distribución, hábitat, en qué lugar del mundo se encuentran, temperatura y medidas. También detalla cómo es el cultivo y su manutención. 

La idea surgió de Entre Flores, una proyecto fundado por Daniel ubicado en La Ceja, Antioquia, a una hora y media de Medellín, un proyecto que busca difundir la apreciación por el reino de las orquídeas.  A la vez Piedrahíta Thiriez tiene un canal de Youtube con más de 18.000 seguidores en el que incluye información sobre su cultivo. A este trabajo se le suma ahora esta publicación. 

Libro-arte

Las 100 orquídeas que acompañan el libro  fueron seleccionadas y premiadas por las sociedades Colombiana y Americana de Orquideología, todas del cultivo de este antioqueño. 

Fueron ilustradas en acuarela, al estilo de los grabados botánicos hechos por los expedicionarios José Celestino Mutis y Alexander von Humboldt, por los artistas Emanuel Laverde y Paola Andrea Romero de la firma Arte y Conservación, un proyecto que busca diversificar el conocimiento en torno a la historia natural, la divulgación científica y la conservación del patrimonio natural. 

 “Cuando se les hace una fotografía se representa un espécimen pero cuando se hace una ilustración se retrata la especie”, explica Daniel.  

La idea se la dio el floricultor Frank Jordan y la desarrolló mientras estuvo estudiando en Florencia, Italia. 

Su finca en La Ceja, a 2.150 metros sobre el nivel del mar, es propicia para su cultivo, una zona tropical sin estaciones, donde tiene un sembrado “pequeño” de más de 10.000 especímenes y 4.000 especies

“Todas se mantienen bonitas porque están en su hábitat. Cuando una planta florece en perfecto estado no la volvemos a mover de su sitio porque encontró el lugar ideal para su floración”, comenta. 

Dice que no vende ni una planta, porque son sus hijas. Para él intercambiarlas por dinero es generar una relación comercial, mientras que regalarlas o compartirlas es generar amistad y engomar el amor por ellas. 

Detrás de la flor

Colombia tiene entre 3.000 y 3.500 especies de orquídeas que representan el 15 % del total mundial. 

Según el  Plan para el Estudio y Conservación de las Orquídeas de 2015 del Ministerio de Ambiente, la cifra es más alta. El país cuenta con 4.270 especies registradas –agrupadas en 274 géneros– de las cuales 1.572 son  especies exclusivas del país.  Los colores, las texturas, las formas y tamaños son el lenguaje silencioso de estas plantas. 

La variedad hace que se convierta en un lenguaje apasionado y gloria de coleccionistas. La clave de la calidad, apunta Daniel, sigue siendo saber hablarle a la flor. 

Recorrido por una pasión 

Daniel Piedrahíta Thiriez, coleccionista de orquídeas, es tecnólogo agropecuario de la U. Católica de Oriente (Colombia) con Máster en Citricultura (España) y Frutales (Chile). Daniel se autodefine como “un enamorado del campo”. Es floricultor y amante de la naturaleza, apasionado por las orquídeas –actualmente tiene una colección de más de 4.000 especies– y las aves. 

Compartir
shares