La Feria,

Los peludos se robaron el show

los-peludos-se-robaron-el-show
Jaime Horacio Arango D.

El premio en la meta, después de 3.5 largos y calurosos kilómetros de recorrido, no podía ser más refrescante: una piscina y un baño en los chorros de agua que caían justo bajo el aviso de llegada.
Agotados, algunos; otros ansiosos y excitados; unos más indiferentes pero bastante mimados en coches, como si fueran bebés. Así fueron llegando las mascotas -obviamente con sus acompañantes- al punto final de recorrido, a la altura de Tierragro, en la calle 30 con Palacé.

Además de agua, los caninos, en su mayoría, aunque en el recorrido se vieron gatos, cerdos, gallos y patos, aprovecharon las sombras y las mangas para descansar luego del desfile, que partió a las ocho de la mañana desde la estación Estadio del metro.

Perros policía, silleteros, vestidos con trajes de campesino, sombreros, viseras, ponchos y hasta carrieles hicieron parte de la colorida y, por momentos, sofocante parada.

Estrellas

Tal y como si fuera un influencer, un famoso, casi una vedette, Ramón, un Gran Danés de 10 meses de edad y una altura casi de 80 centímetros, acaparaba la atención.

Todos querían una foto a su lado, mientras que su dueña, Edith Montoya, y sus acompañantes no paraban de responder preguntas sobre lo que come, bebe, juega y duerme Ramón, que por momentos se sentía nervioso en medio de tantas personas y peludos a su alrededor.

“Él es muy social, aunque está un poco inquieto, es su primera vez ante tanta gente”, relató a Edith al contar que lleva cuatro años participando del encuentro y que en su apartamento, en La Estrella, tiene otra Gran Danés, recién adoptada. Ramón, al igual que otras mascotas, llegó directamente desde su casa, al punto de encuentro.

Más premios

A medida que los perros iban arribando, personal de logística (3.000 es el dato de los organizadores), en su mayoría estudiantes de diferentes institutos, centros y universidades de medicina veterinaria, los atendían, les daban de beber , revisaban sus patas y curaban pequeñas heridas, producto del calor del pavimento.

Vacunas, complementos alimenticios, vitaminas, peluquerías, collares, cosméticos, chips de identificación y prendas de vestir hacían parte de la amplia oferta en la zona.

Uno de los atractivos en el punto de llegada era la carpa en la que se desarrolló la primera competencia regional de Grooming, donde 11 expertos competían para saber cuál era el mejor peluquero canino de Antioquia. Tenían 120 minutos para alistar a sus modelos (perros) y optar por el premio.

Óscar López, experto en Grooming y uno de los voceros del concurso comentó que en los 40 años que lleva la peluquería canina y felina (ya a los gatos también les cortan el pelo) es la primera vez que se realiza este tipo de encuentro.

Tan cansados como sus mascotas, los propietarios después de un merecido descanso a la sombra retornaron, eso sí en metro, taxi o bus, a sus hogares. No había alientos para caminar más.

130.000 MASCOTAS EN LAS CALLES

Al final de la jornada, Leonardo Pérez, director del desfile, dio un parte de total satisfacción y tranquilidad al final del recorrido. Confirmó la cifra de 130.000 mascotas participantes y cerca de 450.000 personas.

“Este año aumentamos los puntos de hidratación, en total fueron 26, en los que empleamos 256.000 litros de agua, así que la meta para 2020 es tener 300.000 litros”, dijo Pérez, que anunció la puesta a la venta del libro de los 20 años del desfile (que se puede adquirir en la sede de Tierragro).

Compartir
shares