Cultura,

Estas bicicletas mueven recuerdos a más de uno en Antioquia

estas-bicicletas-mueven-recuerdos-a-mas-de-uno-en-antioquia
Mateo Robledo Yepes
@teorobledoy

 

Dice Cochise, como se conoce al ciclista antioqueño Martín Emilio Rodríguez, que si él hubiera corrido, ese 7 de octubre de 1970 en en el velódromo Agustín Melgar de México, con una bicicleta de las que existen ahora, todavía nadie le hubiera quitado el récord mundial de la hora para aficionados. 

Con esto destaca los cambios técnicos que han tenido las bicicletas en los últimos 50 años, que han permitido que ahora sean mucho más dinámicas que las de antes. Y es que desde su invención este vehículo no ha parado de rodar en el mundo y de presentar mejoras. La creación del invento precursor, que daría origen a este medio de transporte, se le atribuye a Karl Von Drais en 1817, es decir hace más de 200 años, y desde ese momento empezó a popularizarse en Europa y Norteamérica. 

Se cree que a Colombia llegó hacía finales del siglo XIX. Nadie sabe dónde rodó la primera o en qué año, y a medida que se fue democratizando se convirtió en un medio de transporte efectivo. “Por ejemplo en Antioquia la bicicleta nos ha permitido movernos y nos ha dado grandes alegrías con ciclistas profesionales como el mismo Cochise, Ramón Hoyos, Chalito Marín, Raúl Mesa, Rigoberto Urán o Fernando Gaviria”, comentó Álvaro Ospina Gallego, aficionado.

Ospina tiene una colección de bicicletas que está próxima a llegar a las 1.000, y un Museo en el que las exhibe, conocido como Biciclásicas & Antiguas, radicado en Bello. Desde hace cinco años participa en Al Ritmo de la Bici, el desfile especial para el “caballito de acero” que se realiza en la Feria de las Flores. 

El medio de transporte del futuro se inventó hace más de 200 años y por eso es importante que la ciudad nos siga brindando ese tipo de espacios para fomentar el uso de la bicicleta que no solo ayuda al ambiente y a la movilidad sino que además permite la integración en familia”, agregó.

Recordó además que su pasión surgió por la relación de la industria antioqueña con este vehículo pues las empresas textileras como Fabricato, en la que trabajaba su papá, se las prestaban a sus empleados para que pudieran movilizarse. Por este motivo modelos como la Coventry Eagle, Humber y Phillips empezaron a conocerse en Medellín y sus alrededores como “las fabricateras” pues varias empresas facilitaban este medio a sus trabajadores. 

“Y se fueron convirtiendo tan populares que empezaron a entrar en la lista de pedidos para el niño Jesús”, narró. El auge después de los 60 fue tanto que empresas como Monark tuvieron su propia ensambladora en Cali y compañías de Medellín antes dedicadas al negocio de los juguetes, como Jurime, empezaron a producirlas.  

Los traídos del niño Jesús estaban marcados con marcas como Cicloby, Arbar, Monark y Caloi que producían los “caballitos de aceros” en los que varias generaciones de paisas empezaron a rodar por las calles, aún cuando muchas de ellas eran todavía destapadas.

En la siguiente galería de fotos le presentamos algunas de las bicicletas que tienen larga data en Antioquia y que fueron usadas por algunas empresas, para beneficio de sus empleados, o que fueron el motivo de regaños por raspaduras de rodillas el 25 de diciembre después de los traídos del niño Jesús. 

¿Usted aprendió a montar en una de estas?, seguro alguna de ellas le moverá recuerdos de su infancia o si no seguramente sus padres o abuelos tendrán alguna anécdota que contarle al respecto. Haga clic en cada fotografía para obtener información al respecto. 

Fotos: Edwin Bustamante
Compartir
shares