Cultura,

Esos otros personajes que alegran la fiesta

esos-otros-personajes-que-alegran-la-fiesta
Carolina Tamayo Pemberthy
carolinat@elcolombiano.com.co

Detrás de la Feria hay muchas personas que la hacen posible. Estos son algunos no tan conocidos.

Si le hablan de Feria de Flores, quizá ahí mismo piense en silleteros, en carros antiguos, en los artistas que verá en los tablados y con los que bailará por horas. Seguro se ha alegrado porque esa señora que vio con uniforme blanco le vendió un dulce todo raro, y le gustó mucho.

Son muchas personas las que están detrás de la fiesta. ¿Se ha preguntado quién hace la programación? Son varios, entre ellos Juliana Acosta. Ella es asesora de danza de la Secretaría de Cultura Ciudadana, quien con su equipo de organizadores se encarga de que eventos como la Calle de los artistas, el Desfile de Silleteros y la llegada del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández sean una realidad.

Y no solo se ocupa de alguna parte de la planeación, también habla con silleteros, llama a otros países, busca artistas emergentes y procura el bienestar de las personas que hacen parte de los espectáculos.

La Feria no es algo que se planifica con un mes de anticipación. Juliana empezó en enero. Todos los días iba a su trabajo en horas de la mañana para encontrar cuáles eran las ofertas que sorprenderían a quienes disfrutan la Feria.

Cuenta que los tres eventos que lidera y organiza son espacios que brindan apoyo a la ciudadanía y ayudan a formar públicos en lo cultural y artístico. Por tales motivos, la asesora le da gran alegría saber que hasta el momento los asistentes han disfrutado las muestras y espera que se la gocen hasta el último día.

De seguro a ella no se le verá cantando o bailando en un tablado, pero siempre está detrás de escena. Por ejemplo, durante la noche de Folclor que se vivió el miércoles, ahí estaba, sin dejarse ver, poniendo cuidado a los detalles.

Esta mujer no es la única que permite que algunos eventos se hagan. Hay muchas más personas que durante esta semana se levantan desde temprano para que usted pueda gozar de cada espacio. Estos son otros personajes, no tan visibles, que hacen parte de la Feria.

LA MUJER DE LAS GELATINAS
En la Plaza de Flores del Parque Norte, Luz Mery Bonilla le vende “una rica y deliciosa gelatina que es patica para el cacho, le pone fuerza para el empujadero, le para el perengollo, le baja por la coargalla y le calienta el culichiflin”. Si usted quiere saber más sobre el producto, la vendedora le explica que está hecho con “leche Colanta que lo levanta, maní que le gusta a usted y me gusta a mí o con coco que no lo come usted y yo tampoco”. Para hacer gelatinas de calidad se levanta todos los días a las 4:00 a.m. Cuenta que la idea de negocio surgió hace seis años en el barrio Caicedo, con el fin de sostener a sus dos hijos. En la Feria de las Flores ha estado desde hace cuatro años y ha logrado endulzar el día de muchas personas, aunque no lleva la cuenta. Siempre quiere asombrar con el sabor, por eso utiliza cristal de penca de sábila para que los turistas prueben un dulce diferenciador.

UNA PROPUESTA DESDE LA TIERRA
Juan David López, quien tiene cultivos de plantas en Santa Elena no siempre vivió allí. Antes se encontraba entre edificios y oficinas. Un día, él y unos amigos decidieron encontrar un lugar para conectarse con la naturaleza y que al mismo tiempo les permitiera acercarse a la cultura paisa. Por tales motivos emprendieron su negocio conocido como Vendita y decidieron ser parte de la Feria este 2019 para contarle a la gente que allá donde viven los silleteros no solo hay flores, sino que además existe otro tipo de belleza natural. López construye kokedamas, que son bolas que retienen la tierra, para poner plantas allí. Tarda aproximadamente una hora en construir cada esfera y para ello tiene que amasar la tierra y realizar un tejido que la rodea. En la Plaza de Flores le gusta enseñarle  a los antioqueños que el amor es una cualidad que ofrece la naturaleza y que el ser humano necesita de ella.

LAS CALLES SE VISTEN DE ARTE
Si ha pasado por la Avenida Oriental, quizá haya observado una estatua humana con vestido y rostro plateados. Se trata de  uno de los personajes que desde hace tres años hace parte de la Calle de los artistas de la Feria de las Flores y que por esta semana exhibe su obra en la avenida La Playa. La figura fue creada por Adriana Betancur desde hace 20 años. Para que quede perfecta tiene que levantarse todos los días a las cinco de la mañana, aplicarse el maquillaje y tomarse muy enserio su rol hasta que el sol caiga. Cuenta que representa a La Pola, aunque con el tiempo los mismos ciudadanos la nombraron como “La muñeca”. “La Pola es símbolo de lucha y eso es lo que hago yo, trabajar con el arte para darles de comer a mis tres hijos”.  Para ella es muy significativo ser parte de la Feria más importante del año en Medellín, debido a que el arte ayuda a florecer la ciudad.

Compartir
shares