Cultura,

Esas canciones que se inspiran en las flores

esas-canciones-que-se-inspiran-en-las-flores
Por: Carolina Tamayo Pemberthy

Las rosas, los claveles, las orquídeas y los girasoles han sido fuente de inspiración para algunas canciones. Seguro ha escuchado, cantado o dedicado Te mando flores de Fonseca, o ha bailado Jardinero de Wilfrido Vargas.

Esa tradición de incluir la naturaleza en los diferentes ritmos musicales viene desde tiempos remotos. En una historia que recuerda el profesor Róbinson García y que está publicada en varios artículos, entre ellos Hacia una interpretación de la notación de la música, de María José Opazo, publicado en la Universidad de Chile, en 2016, la primera canción conocida en la historia de la humanidad fue dedicada a Nikkal, diosa de los huertos. Ella era quien permitía que las flores y los frutos crecieran.

Allí mismo se cita un artículo publicado en 1988 en Archaeologia Musicalis, en el que el experto en música Richard Fink contó que el tema se descubrió gracias a una pieza antigua que fue encontrada por un grupo de arqueológos norteamericanos liderados por Emmanuel Laroche en 1950 en la ciudad de Ugarit y que ello demuestra que hace más de 3.400 años el hombre ha compuesto melodías y ha buscado interpretar su realidad.

Róbinson, también músico profesional, expresa que el motivo principal para que las flores hayan sido fuente de inspiración es que ayudan a expresar sentimientos como el amor y por eso están en distintos géneros. En el caso del pop está el ejemplo de Rosas, de la Oreja de Van Gogh; en salsa, Las caleñas son como las flores, de The Latin Brothers;en rock, Lotus Flower, de Radiohead, y en un ritmo más revolucionario, Silvio Rodríguez compuso Días y flores.

Al ritmo de los silleteros

En una frase atribuida al filósofo Friedrich Nietzsche, se escucha: “Sin música, la vida sería un error”. Quizá por ese motivo las personas acompañan sus momentos con alguna canción. Los silleteros de Medellín han encontrado una relación estrecha con los sonidos. Es el caso del silletero Aristides Ríos, quien durante años en su finca El Chagualo, ubicada en la vereda El Pantanillo, ha recibido a turistas al son de canciones.

“Yo trato de tararear las letras para que todos se diviertan, y lo hago con tanto cariño que al final quieren más”, cuenta Ríos.

Que vivan los novios de Emilio Sierra y El Jardinero de Leonel Ospina son las que más entona. La primera es para aquellas parejas que llegan a preguntar por las flores, y cuenta que la segunda la utiliza para explicar que la flor dahlia no tiene aroma y sin embargo, su compositor dice que están perfumadas. Añade que ese toque musical durante los recorridos que realizan los visitantes genera alegría. La gente intenta bailarla y de inmediato van a buscarlas a internet.

La cultura silletera es una pasión que él lleva impregnada: “Yo amo las flores y por eso busco formas creativas, como la música, para que las personas conozcan sobre los colores, texturas y olores”. Su hijo, Andrés Ríos, quien se dedicó a hacer silletas, cuenta que es realmente un momento único y especial hablar de cada flor con él, porque su tonalidad es dulce y es un hombre demasiado enérgico.

“Yo no tengo la habilidad que tiene mi padre, solo él sabe como enamorar a los otros de las flores”, dice Andrés. Y es que cada flor, como cada canción, es energía para el día a día, eso dice Aristides. Silvio lo canta así: en estos días, compañera/ Ponte alma nueva/ para mi más bella flor.

Espacios para la música en la Feria

En la edición 62 de la Feria de la Flores las personas podrán disfrutar de varios conciertos, estos son algunos:

• Miércoles 7 de agosto:
Parque Cultural Nocturno “Noche Colombiana”,con Jorge Celedón, C4Trío, Betsayda Machado y Machimbre. En Plaza Gardel desde las 6:00 de la noche.

• Viernes 9 de agosto:
Flores y Colores con Claro Music. En Plazoleta 1 y 2 – Aeroparque Juan Pablo desde las 12 m.
• Mundial de la trova:
Con el artista invitado Galy Galiano. En carrera 70 desde las 6: 30 p.m.

Compartir
shares