Personajes,

“El arte es un artículo de primera necesidad”: Aterciopelados

el-arte-es-un-articulo-de-primera-necesidad-aterciopelados

Por: Andrea Rendón

Esta banda cerró el Ball de las Flores. Hablamos con ellos sobre la serie que contará su historia, su regreso a los escenarios, la inclusión, el paro y la pandemia.

En su repertorio incluyeron canciones que han tocado a lo largo de su carrera artística y su más reciente lanzamiento TropiplopAdemás de esto, durante el evento presentaron el video oficial de antidiva, una crítica a la sociedad actual.

Andrea Echeverry y Héctor Buitrago, integrantes de Aterciopelados, contaron sobre su participación en el evento y el futuro de la banda. 

Ustedes son una pieza muy importante para el rock en el país, ¿consideran que géneros como el de ustedes está preparado para este tipo de eventos de inclusión?

 A.E.: Sí, totalmente, yo creo que en algún momento los rockeros éramos los raros, los que rompían estereotipos, los que buscaban su real identidad y la gritaban, iban en contrapelo de lo masivo y de lo que se debe hacer.

Cuando empezamos hace 30 años éramos como perros de cuadros, éramos muy raros, y nos cerraban todas las puertas. Incluso, abrir un bar era un camello, porque decir que íbamos a alquilar ese lugar era medio raro y nos cerraban la puerta.

Yo me iba a donde mi cuñada para que me prestara ropa de chica respetable y así fue que conseguimos uno de los arriendos porque era una cosa muy complicada. Creo que con toda esa historia de buscar por dentro y de construir una identidad hemos abierto muchos espacios de libertad, ahora cuando los “pelaos" dicen: yo quiero ser músico o salen vestidos raro, hay un precedente aquí y ya los han ido aceptando.

¿En qué se identifica Aterciopelados con eventos como el Ball de las Flores? 

A. E.: En que somos abanderados de la libertad, de la tolerancia, de la tribu arcoíris.

H. B.: Yo creo que ser un grupo de rock alternativo y estar en una búsqueda de identidad, que eso fue incluso uno de los caminos que tomamos nosotros fue bueno. ¿Quiénes somos? ¿Para dónde vamos? Nos sentimos diferentes y hacemos lo que sentimos y creo que eso también tiene mucha resonancia en esa búsqueda. Por eso tenemos una gran base de fans que están en la comunidad (LGBTIQ+). Entonces seguimos haciendo música alternativa, aunque en este momento eso viene siendo lo conservador.

 

Hablamos ya un poquito del rock y la inclusión, ¿pero qué tan preparada está la sociedad para este tipo de eventos?

 

A. E.: Pues no sé porque uno sí oye hablar del pride en redes, pero después uno vuelve y escucha unas historias horribles de asesinatos. Igual pasa con el feminismo, uno lo ve en todas partes como si lo hubiéramos superado (el machismo), pero luego vemos que nos pagan menos, que los manes nos siguen acosando y no. Entonces, son como dos realidades paralelas que también es positivo que tengan esa cara visible, esto va jalando un poquito esos cambios, pero no es de un día al otro. Pero que a nivel institucional existan este tipo de eventos ya es un cambio grande. Entonces, a mí me parece positivo, pero eso no quiere decir que todo el mundo haya cambiado, no, vivimos en un país godo, religioso, con muchas cosas que hacen que la gente que escoge caminos diferentes lo sufra un poco.  Estos son espacios prometedores, de apertura y de progreso.

 

No podemos dejar de hablar un poco sobre la pandemia, ¿Qué significa para ustedes estar hoy en este evento después de un año sin conciertos?

 

 A. E.: Es felicidad (…) definitivamente la pandemia cortó un cantidad de cosas, perdimos plata como locos, giras donde ya teníamos todo listo; después la parálisis fue terrible, pero también aprovechamos esos espacios, hablábamos con Héctor que cuando uno está de gira constante no tiene mucho tiempo para invertirle a un nuevo disco o proyecto, pero el hecho de que todo parara nos permitió hacer un disco y con la banda nos mandábamos los tracks, y tal vez si hubiéramos estado en la viajadera de pronto no lo hubiéramos hecho, hicimos videos, yo dibujé la carátula del disco y se abrieron espacios creativos y también hicimos un programa de televisión.

 

Hablemos de eso, de dónde surge el término “destapabocas”, que es el título de una de sus canciones y de un programa de televisión.

 

 A. E.: Pues para mí fue un destapabocas total porque fue en esa época en la que todos estábamos encerrados en casa, con esa depresión y a mí me abrió la ventana a unas reuniones por Zoom con unos artistas de diferentes disciplinas y fue muy lindo. Luego, cuando ya se empezó a relajar la cosa, nos reunimos y pude ver unas señoras que fueron desplazadas y que tienen un proyecto divino.  Además, tuve que componer la canción del programa y fue puro desahogo, para quejarnos porque el arte ha estado de último porque han activado el fútbol, han activado una cantidad de cosas y nosotros somos los últimos de la fila, y desde que todo esto empezó dijeron que lo que la gente necesita para vivir era comida y remedios. Pero, ¿el arte qué? Es esencial, es un artículo de primera necesidad y es lo que acompaña todos los cambios y transformaciones que necesita esta sociedad y estamos inconformes porque somos los últimos en reactivarnos y en el avión vamos todos juntos y apretados y después dicen que en los escenarios poquita gente.

 

Hablando del programa ¿Qué fue lo que más les sorprendió  de poder hablar con otros artistas?

 H. B.: Yo creo que la pandemia y el paro fueron escenarios donde germinaron unas propuestas nuevas y diferentes, como que los artistas se enfocaron en otras cosas muy interesantes y se hicieron sinergias y se visibilizaron también nuevos artistas.

A. E.: Nosotros estuvimos en un evento muy lindo donde salió el primer video del disco que se llama Gritemos, y era eso, había un sancocho comunitario, chicas pintando en una glorieta y un escenario, entonces realmente uno conoce a los músicos con los que está. Uno está un poco alejado, entonces poder acercarse a esas sinergias es muy lindo, ver que todos nos podemos juntar y armar algo chévere y buscar otra manera de compartir, eso es algo bonito.

Y qué se viene a futuro con ustedes, que puedan contarnos…

 

A. E.: Vamos a tocar en el Julio Mario Santo Domingo en Bogotá y eso va a ser el 18 y 19 de septiembre.

H. B.: Se va a estrenar la serie Bios, con la historia de Aterciopelados, eso está súper, porque es  una serie muy importante que ha tenido la presencia de grandes artistas latinoamericanos y ahí estaremos, no hay fecha aún, pero ya se está lanzando.

A.E.: Y tenemos un proyecto muy chévere para el 25 de noviembre que es el día en contra de la violencia contra la mujer, tendremos el lanzamiento de tres canciones con sus videos, todas alrededor de el tema de la violación y tendremos también una exposición de cerámica en el claustro de San Agustín en Bogotá.

 

Compartir
shares